17/11/2011

Practicas Gerenciales

Los mejores gerentes del mundo aplican cuatro prácticas: seleccionan con base en talento, definen las expectativas de cada puesto con base en resultados, motivan a partir de las fortalezas de cada uno de sus empleados y desarrollan a la persona afinando constantemente la concordancia entre talento y rol. Aprende de los mejores gerentes del mundo.
     
  1. Posición en el mercado
  2. Innovación
  3. Productividad
  4. Recursos físicos y financieros
  5. Rentabilidad ( rendimientos de beneficios)
  6. Actuación y desarrollo gerencial
  7. Actuación del trabajador
  8. Responsabilidad social


Administracion Cotidiana

Los mejores gerentes generales se orientan a resultados. Sus planes de operaciones son compromisos, no simplemente algo que quisieran alcanzar. Conocen los números y lo que se necesita para alcanzarlos, pero también saben que pueden ocurrir sorpresas, de modo que mantienen suficiente flexibilidad en los gastos para tener en cuenta amenazas competitivas, buenas ideas nuevas o menores volúmenes. A diferencia de otros menos previsivos, no dejan de cumplir todos los años su plan de utilidades porque esperan lo inesperado. Al mismo tiempo, no destruyen el negocio por sólo cumplir el plan durante una época de fuerte baja. Si el negocio cae fuertemente, actúan con más rapidez que otros para disminuir costos, recortar gastos discrecionales y eliminar perdedores. Pero no sacrifican la competitividad sólo por guardar las apariencias en un año malo. Después se empeñan en obtener excelencia funcional en todo el negocio. A diferencia del gerente general que se contenta con tener sólo uno o dos departamentos de alto rendimiento, ellos exigen ejecución superior en todas las funciones. 




http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1229265


Formacion De Gerentes De Primera

 Todo el mundo sabe cuán importante es atraer gerentes de talento, prepararlos rápidamente y mantenerlos estimulados y en el cargo apropiado. Sin embargo, no todo el mundo sabe lo que se necesita para lograrlo. En realidad, muy pocas compañías lo saben. La falta de talento gerencial sigue en importancia a las bajas normas como causa de un rendimiento deficiente.
Los mejores gerentes generales toman resueltamente las duras medidas que se necesitan para vigorizar la organización. No tratan de racionalizar engañosamente la inacción con la esperanza de que más experiencia transformará automáticamente a un gerente débil en uno fuerte o un empleado mediocre en uno sobresaliente. En consecuencia, cada año tienen mejores gerentes en los puntos críticos en lugar de un grupo que simplemente tiene cada año un año más de viejo.
Para tomar decisiones difíciles relativas a las personas hay que comenzar por la cima. De otro modo, los gerentes aplazan la acción, racionalizan engañosamente el rendimiento marginal, o confunden la contratación de uno o dos individuos de fuera con la verdadera revitalización. Por esta razón los mejores gerentes generales dirigen personalmente las revisiones anuales en lugar de delegar esa tarea en los jefes de departamento o en los presidentes de división.
Utilizan la asignación de cargos muy exigentes para acelerar la formación de gerentes de alto potencial y eliminan obstáculos para abrir puestos. Igualmente, entienden la importancia crítica de la rotación de oficios, y desbaratan los imperios funcionales que se interponen. Por último, influyen directamente en nombramientos importantes, ejerciendo el veto u ofreciéndoles a los subalternos una lista de candidatos para que escojan. Sobre todo, comprometen a fondo a los gerentes de línea en el proceso de revitalización, forzando evaluaciones periódicas y rígidas de individuos y grupos. Preguntan constantemente cómo está desempeñando el cargo su gente de alto potencial y cómo están resolviendo los gerentes sus problemas.

Asignacion De Los Gerentes

Todos los gerentes generales dicen que ellos asignan recursos para apoyar las estrategias competitivas, mantener a la compañía económicamente saludable y producir altas utilidades. Pero si se analiza la forma en que funciona el proceso en la mayor parte de las compañías, se encuentra excesivo apoyo a negocios marginales, a proyectos que pagan poco y a necesidades operativas. En suma, nada de foco estratégico.

Los mejores gerentes generales concentran recursos en situaciones que brindan la oportunidad de obtener una importante ventaja competitiva, o, por lo menos, mejorar una que ya se tiene. Mucho antes de que se pusiera de moda la reestructuración, estaban preparados para cambiar de énfasis y obtener más por su inversión. Otra diferencia es la forma en que los mejores gerentes generales tratan el dinero. Esto parece un chiste hasta que uno reflexiona sobre una de las debilidades cardinales de la mayoría de los gerentes profesionales: que gastan el dinero de la compañía como si fuera ajeno.

Hasta los que en un tiempo fueron dueños suelen invertir en proyectos marginales que nunca habrían apoyado cuando el negocio les pertenecía a ellos. Por el contrario, los gerentes generales sobresalientes piensan como propietarios. Evitan proyectos en los cuales todo tiene que funcionar el 110% para obtener utilidades decentes. A fin de disponer de recursos para estrategias ganadoras, están dispuestos a aplazar o repensar inversiones de alto riesgo o a postergar los negocios de bajo rendimiento.
También son muy rígidos en cuanto a la distribución del dinero, pues se dan cuenta de que las utilidades notables no se consiguen repartiendo el dinero entre subalternos que prometen las mejores cifras (a pesar de bajas probabilidades) o entre gerentes claves, para mantenerlos contentos. Esto no significa que se opongan a correr riesgos; lejos de ello. Pero concentrándose en menos operaciones arriesgadas y sosteniendo estas operaciones vigorosamente, mejoran las probabilidades. Además, se precaven contra la tendencia al desmejoramiento de inversiones importantes.

La Evualación del Desempeño del Personal

La evaluación del desempeño del personal es un aspecto muy importante que se debe realizar en toda organización. Es claro que el éxito de una organización esta basado en su personal, por lo tanto se debe evaluar al personal y su desempeño periodicamente para poder impulsar acciónes que orienten al personal a realizar un mejor desempeño y beneficiar a la organización.

         En el proceso de la evaluación del desempeño del persona, se necesitan cubrir tres aspectos fundamentales que son la identificaión del rendimiento que se evaluará, la medición de los resultados y la gestión de las conclusiónes del estudio. Lá identificación del rendimiento que se evaluará, consiste en tener claro lo que se va a medir, es decir aquellas dimensiones del rendimiento que determinan la eficiencia en el trabajo. La medición de los resultados consiste en determinar que métodos se aplicarán para realizar la evaluación, estos metodos se clasifican conforme a los juicios utilizados, o se pueden tomar las caracteristicas, comportamientos o resultados de cada uno de los individuos que esta siendo evaluado.
       La comunicación juega un rol muy importante y esencial en los procesos de evaluación del desempeño del personal. En la comunicación esta la clave del éxito o del fracaso de la evaluación. Ésta tanto escrita como verbal es el elemento esencial y el elemento que hace la diferencia entre una evaluación exitosa y otra que fracasó.
    

La Supervisión en la Administración de Empresas

Los gerentes en las empresas funcionan como modelos y como guiás ante un grupo de trabajo para lograr objetivos. También los gerentes necesitan ser supervisores y supervisar que se realize el trabajo de cada quien de manera correcta y eficaz. La supervisión es muy importante ya que esta se encarga de asegurar el desempeño que se necesita para que la empresa trabaje adecuadamente y se logren los objetivos de manera eficiente y eficaz.
           Los supervisores necesitan tener tres caracterisiticas fundamentales para poder realizar bien su trabajo. Los supervisores tienen que sentir, pensar y actuar para poder ser un supervisor exitoso. En el ámbito de "sentir" entran acciones como apreciar, comprender, escuchar, motivar, modelar, confiar, orientar y acompañar a los equipos y personas encargadas de el trabajo. En cuanto al Pensamiento, se deben establecer bien los objetivos, los valores, las prioridades , instruir los conocimientos que se tengan, planificar, organizar y negociar. El "actuar" de los supervisores consiste en liderar, o sea, ser guia, coordinar, delegar, dar órdenes, evaluar, controlar y premiar a aquellos que tienen logros para estimularlos y motivarlos a seguir adelante y seguir trabajando con esas ganas.
         Si se realizan todas estas herramientas en la supervisión, se lograra una tarea exitosa en el sentido de que el supervisor será un excelente supervisor y, además, los equipos y grupos de trabajo estarán muy bien desarrolados para poder cumplir con todas sus tareas y poder lograr un desempeño perfecto.
Actuar

Pensar

16/11/2011

¿Una empresa sin gerentes?

Es normal ver como todas las empresas cuentan con varios gerentes entre sus empleados y esto tiene una razón de ser. Es por eso que nos preguntamos ¿Qué pasaría con las empresas si no estuvieran ellos?

Las situaciones en la que una empresa se involucraría si no tuviera gerentes serian varias. En primera habría una falta de mando y liderazgo importante en la empresa y una empresa sin un rol de mando es muy difícil que funcione ya que cada empleado realizaría las actividades a su manera y esto llevaría a un gran problema para el desempeño de la empresa. Pero en la actualidad la tecnología nos ha hecho dudar si una empresa subsistiría sin gerentes. Hay una teoría de Hamle que menciona que los gerentes tendrán cada día menos relevancia en la asignación de los recursos. En efecto, los propios trabajadores serán quienes decidan en qué proyectos participar.  Según Hamel, en el futuro, el proceso será opuesto al actual. Serán los empleados de menor rango (quienes están en mayor contacto con los clientes) los que generarán las ideas sobre la dirección que debería tomar la empresa. La alta gerencia, por su parte, aumentará sus responsabilidades sobre el proceso de implementación
            Esta teoría todavía parece muy lejana, eso por eso que en la actualidad los gerentes siguen siendo indispensables en una empresa y parece prácticamente imposible que una organización pueda funcionar en estos tiempos sin personas que ejerzan un mando.